SIGUIENDO SUS PASOS

Las hijas de Carolina Herrera y una herencia que va mucho más allá del dinero y los lujos

La impronta de la diseñadora no podrá borrarse fácilmente.
miércoles, 26 de enero de 2022 · 10:17

Muchas veces nos cuesta reconocer el talento que no es propio, pero con Carolina Herrera no podemos no hacerlo. Ella no es española, pero nos encantaría que lo fuera y, aunque tenemos muchos creativos de la moda con los que hacer bandera, debemos admitir que pocos están a su altura. Sin lugar a dudas, la venezolana tiene la mano que ha vestido a las mujeres más importantes del mundo desde la década del ´80 hasta la actualidad, y eso la ha colocado en un sitio de prestigio que muchos de sus colegas envidian. Lo de ella no es lo meramente comercial y podemos estar tranquilos porque parece que su descendencia se encargará de que la firma no termine cuando parta su creadora.

El éxito que tiene Carolina Herrera en lo profesional no siempre la acompañó en lo personal y es por eso que necesitó dos oportunidades para encontrar al amor de su vida. No obstante, de su primer matrimonio le quedaron dos bellas hijas, Mercedes y Ana Luisa. Ese vínculo amoroso solo duró siete años y luego llegó el aristócrata Reinaldo Herrera a la vida de la artista. Con él tuvo a Patricia y a Carolina y ambas se desempeñan en la empresa familiar, algo que las herederas mayores no hicieron en su debido momento.

Carolina Herrera junto a su hija Carolina

Pero parece que en el clan de la nacida en Caracas la diversificación de actividades no es un problema. Nadie se ha molestado con Mercedes y Ana Luisa por no ser parte del negocio de su madre, quizás porque de todos modos son amantes de la moda. Pero hay algo que las une y que habla de cómo las educó Carolina madre sin hacer distinciones: las cuatro viven completamente alejadas de las cámaras y jamás las hemos visto siquiera protagonizando una portada de revista. El éxito lo tienen asegurado desde que nacieron, pero de ese modo las muchachas se aseguran de tener la tranquilidad necesaria como para que el apellido que portan no las abrume.

Definitivamente, para Mercedes y para Ana Luisa debe ser más fácil pasar desapercibidas ante los medios porque no se desempeñan en la firma de Carolina Herrera, pero no sucede lo mismo con las otras dos. Carolina, por ejemplo, hace ya mucho tiempo que se desempeña como directora creativa de la línea de fragancias que llevan el nombre de su madre y, al menos como empresaria del sector, sería muy normal que de vez en cuando apareciera acaparando flashes. Con Patricia sucede algo similar ya que trabajó como editora de la revista Vanity Fair siguiendo los pasos de su padre y ahora se encarga de varios proyectos dentro del negocio de la familia.

Carolina Herrera junto a sus cuatro hijas.

Carolina Herrera parece ser la responsable de hacer marketing con su rostro y en los grandes eventos de moda veremos cómo sólo ella se siente cómoda posando mientras que sus hijas buscan lugares de menor exposición. No obstante, ella jamás ha protagonizado algún escándalo de índole privada y, afortunadamente, su marca nunca se ha visto inmersa en polémicas que atentaran contra su buen nombre. Todas son apasionadas de la moda desde que llegaron al mundo, y también todas ponen gran parte de sus energías en cuidar sus intimidades para intentar que la vida las siga mimando en todos los sentidos.

Otras Noticias