REINA LETIZIA

Esas historias ocultas de la Reina Letizia que sorprenden a muchos, menos al Rey Felipe

Por lo visto, ningún tema sobre la Consorte podría sorprneder al Monarca.
domingo, 2 de octubre de 2022 · 05:45

Quien crea que de la Reina Letizia conocemos absolutamente todo, quizás solamente se refiera a algunos temas machacados y digeridos a través de los años, sobre su pasión por el ballet de pequeña y el periodismo ya en edad adulta, que estuvo casada con su profesor de literatura y tenía un carácter muy ambicioso y perfeccionista en sus días de oficio, lo mal que se ha llevado con los Borbones en sus años junto a la familia real y que padece de metatarsalgia en un pie. Justamente, esta es la punta del iceberg entre muchos de los detalles de su vida que han salido a la luz a partir de la celebración de su 50 aniversario. Es por ello que, desde medios como La Nación, otros detalles surgen para permitirnos añadir nuevas piezas al puzzle e intentar obtener un cuadro más completo para conocerla.

¿Os acordáis aquello que se decía sobre el hecho de que la Reina Letizia era de familia plebeya y sin una mínima traza de sangre azul en las venas? Pues, según un último descubrimiento sobre su árbol genealógico arroja que su familia materna, los Rocasolano, provienen de Francia y el apellido original es Roquesoulane. Su bisabuelo, Miguel, tuvo tierras y hasta su propio escudo de armas y una importante fortuna que, lamentablemente, se desvaneció cuando el hombre cayó en quiebra. Otro de los temas que también sorprenden es que, durante su primer matrimonio, la Reina Letizia conquistó a un empresario maritimo mexicano y un príncipe árabe, pero ella nunca les correspondió.

¿Quién creería después de todo que la Reina Letizia no es tan plebeya como se creía? Fuente: (Instagram).

En temas de estilismo y presencia, el rotativo señaló que el pelazo de la Reina Letizia es tan liso natural que le trae problemas, pues cuesta darle volumen y no lleva demasiadas ondas, no porque no le guste, sino porque no resisten demasiado tiempo y en cuanto a su envidiable vestidor, lo hizo construir igual de grande que el del Rey Felipe. Las prendas se dividen por categoría formal e informal, color, temporada y preferidos y sus vestidos de gala se encuentran en un sótano especial y debidamente custodiado.

Después de todo, el Rey Felipe y no la Reina Letizia es quien siempre tiene la última palabra. Fuente: (Foto de archivo).

En cuanto al amor, detalles de sus primeros encuentros con el Rey Felipe ahora trascienden y se sabe que el Monarca debió ganarse el lugar. Insistió hasta en cuatro oportunidades y no dejaba de enviarle mensajes para obtener una segunda cita después de que se conocieran durante una cena en la casa de un amigo en común. Lo increíble es que la pedida de mano ocurrió dentro de un Audi azul, nada muy romántico sinceramente, y la Reina Letizia tardó tres semanas en darle una respuesta definitiva. Al día de hoy, ya con casi dos décadas de matrimonio en su haber, no es ella quien lleva la voz cantante como se cree, sino Felipe. Cada vez que se necesita una última opinión sobre cualquier tema en Casa Real, zanja con la máxima “Lo que diga el Rey” (o en todo caso "cariño", como suele tratarle en la intimidad familiar).

La Reina Letizia intenta recrear para Leonor y Sofía un entorno sencillo como el que ella tuvo en su niñez. Fuente: (Instagram).

¿Y cómo es en su papel más familiar y como madre? Pues no tan distinta de otras mujeres, aunque en sus manos este puesta la formación de una futura Reina y una Infanta de España. Se dice que ninguna tiene cuarto propio, las dos niñas duermen en el mismo y de pequeñas sí que controlaba sus movimientos con un código de movimiento de manos que solo ellas conocían, pero ahora ya de adolescentes, la cosa ha cambiado un poco y así lo cuenta el diario citado.

En sus últimas vacaciones de verano en Mallorca, su hija menor saludaba a los periodistas y repetía “buenas tardes, buenas tardes, buenas tardes...”. Letizia bromeó y la retó: '¡Sofía, hija, que pareces un robot!'.

Otras Noticias