CAMILO SESTO

Nino Bravo, Camilo Sesto y Bruno Lomas coincidieron en lo que para muchos es un sueño

Los tres artistas cuentan en su haber con un hito que no olvidaron jamás.
domingo, 29 de mayo de 2022 · 06:15

El análisis de la música sí o sí debe darse en contexto, sencillamente porque generalmente los estilos van mutando en función de las demandas sociales. Eso sucede tanto en las composiciones románticas como en el rock, del mismo modo en que la pintura encuentra nuevos referentes y técnicas. Nino Bravo, Camilo Sesto y Bruno Lomas fueron contemporáneos, pero también el fruto de una perfecta combinación de circunstancias.

Nino Bravo, Camilo Sesto y Bruno Lomas son oriundos de la Comunidad Valenciana y solo ese dato ya es relevante. Y es que resulta llamativo que tres cantantes se hayan convertido en estrellas sin estar en la capital del país. Recordemos que durante sus años de esplendor, todo sucedía en Madrid y las regiones periféricas no tenían mucho que ofrecer, al menos no en términos artísticos.

Nino Bravo
Nino Bravo en una imagen de archivo.

No obstante, cuando el padre de Camilín, Nino Bravo y Bruno Lomas tuvieron la posibilidad de brillar, lo hicieron con la ayuda del creciente apogeo de Valencia. De repente, la ciudad tuvo una impactante explosión demográfica, producto del desarrollismo y como decíamos antes, ese clima ideal para la finalización de la era franquista fue el caldo de cultivo para que los artistas emergentes tuvieran su sitio. Ahora bien, ellos tres encajaron en algo más que una época.

El punto en común que unió para siempre a Nino Bravo, Camilo Sesto y Bruno Lomas

En el año 1972, Nino Bravo, Camilo Sesto y Bruno Lomas se convirtieron en los líderes de las listas musicales. Ese fenómeno no volvió a darse, al menos no con ellos peleando por el podio, es por eso que hablamos casi de un momento histórico. Además, cada uno lo hacía desde su estilo particular y sin intentar quedarse con los fanáticos del otro. Nino con la balada romántica como estandarte, Camilo con el pop romántico y Bruno con un rock devenido en canciones de verano que le significó un aventón a su carrera.

Bruno Lomas y Camilo Sesto
Bruno Lomas y Camilo Sesto en imágenes de archivo.

“Quedó abocado al emergente fenómeno de la canción del verano como forma de mantenimiento del status, Bruno se adentró en el terreno más pantanoso de su discografía”, detalló el biógrafo de Bruno Lomas. De ese modo, quedó claro que a él probablemente no le sirvió liderar el ranking más que para recaudar dinero, ya que había perdido su impronta mientras se desarrollaba el cambio de paradigma. Nino Bravo, por su parte, se consagró con “Un beso y una flor” y el oriundo de Alcoy hizo lo propio con “Algo de mí”. Definitivamente, ninguno volvió a coincidir en el futuro, ni en lo profesional ni en ningún otro ámbito. Pero hoy sabemos que el año 1972 fue el que los marcó a los tres.

Otras Noticias