REINA LETIZIA

Ni el Emérito ni Doña Sofía, ha caído el adversario más feroz de la Reina Letizia

Siempre estuvimos equivocados, este personaje casi daña el matrimonio entre la Soberana y el Rey Felipe.
jueves, 2 de junio de 2022 · 14:25

Durante muchos años, la disfuncionalidad de la familia Borbón ha sido titular en las primeras planas de los diarios y, desde la llegada de la Reina Letizia, la fragmentación familiar nunca dejó de ser noticia. Teníamos claro hasta ahora a los personajes y el bando en el que debía ubicarse a cada uno en su relación con la actual Soberana, pero algunos nuevos datos expuestos han dado una patada al tablero. Los villanos son ahora aliados y los tristes caídos fueron en su momento los impensados villanos de su historia personal.

Aquella Letizia, tan ingenua, nunca pensó en lo difícil que sería unir su vida a un Borbón. (Foto de archivo)

Desde el día uno, cuando en noviembre del 2003 fue descubierto el noviazgo entre una ingenua pero despierta periodista Letizia Ortiz con el Príncipe de Asturias, hoy Felipe VI, la prensa, la opinión pública y la aristocracia se abrieron en dos frentes bien polarizados, es decir, quienes estaban a favor y quiénes en contra de su inminente matrimonio. Incluso se difundió que una buena parte de los nobles pretendía que fuera la Infanta Elena y no el Rey Felipe quien heredara el trono y hasta estudio la posibilidad de que su hijo Froilán se convirtiera en el primer candidato al trono, pero tal como lo asegura "Mujer Hoy", la verdadera guerra fría se libraba en el seno de los Borbones.

La nueva serie 'Los Borbones' de "La Sexta" y "Atres Media" difundió, por medio de las declaraciones de un cercano al palacio real,  que la Reina Letizia (quién realmente llegó a pasarla muy mal en sus primeros años como miembro de la familia), descubrió pronto que su enemigo público inesperado fue Iñaki Urdangarin. No las Infantas, ni siquiera el Rey Juan Carlos o la Reina Sofía, que al menos fueron bastante frontales. Iñaki.

¿Cuál fue el delito? Valerse de su amistad con el Rey Felipe en aquellos días para intentar ponerlo en contra de su esposa. La Reina Letizia era capaz de soportar vejaciones y humillaciones de otros siempre y cuando contara con el apoyo del Monarca, ¿pero que alguien osara a socavar su relación desde adentro? Esto explicaría el porqué de su distanciamiento histórico contra el vasco y la Infanta Cristina sin duda alguna.

Quedaría esclarecido el origen de la situación irreconciliable entre Iñaki y la Reina Letizia. (Foto: Informalia)

Pero la sorpresa máxima llegó de la mano de una historia que quizás pocos conocen y desveló la afamada escritora, periodista y aliada de la Reina Sofía, Pilar Urbano, cuando afirmó que la decisión de que la Reina Letizia viviera en Zarzuela, incluso antes de casarse con el Rey Felipe, fue una estrategia de la Emérita para "abrirle los ojos" a la recién llegada, que aunque aseguraba tener claro en qué situación se estaba metiendo al integrarse a los Borbones, nada la iba a preparar para lo que iba a tener que vivir y así lo explica Urbano.

Ha cursado diez años de preparación más uno de noviazgo gracias a que la reina Sofía tuvo mucho interés que viviese en Zarzuela. Me dijo: 'No la traje aquí a que aprendiera nada, aunque también aprendió protocolo y las demás cosas, sino para que abriera los ojos y los oídos y viera en qué familia se metía y qué tipo de vida le iba a tocar vivir.

La Reina Sofía trató de advertir a la Reina Letizia en su momento sobre lo que le esperaba. (Foto de archivo)

La gran enseñanza de la Reina Sofía

Por supuesto, la Reina Sofía, quien nunca fue capaz de asumir abiertamente sus posibles antipatías hacia la Reina actual, si que supo enseñarle cómo lidiar con algunos aspectos de la vida palaciega. Especialmente como mostrarse impávida ante los gestos de mal gusto y las provocaciones, algo que a pesar de sus desencuentros a lo largo de los años, la actual Soberana ha aprendido a valorar, pues edificó su carácter y fue decisivo para sobrevivir en medio de tanta animosidad en su contra y con la que aún quizás debe seguir lidiando pese a que ha demostrado estar más que a la altura de su papel institucional.

Otras Noticias