REINA LETIZIA

Pilar Eyre desvela el fraude de la Reina Letizia y Doña Sofía, queda todo dicho

Todos han mordido el anzuelo de Palma, menos la polémica periodista.
jueves, 11 de agosto de 2022 · 14:17

En un consenso generalizado, podríamos afirmar que a nadie dejó indiferente la nueva sintonía que demostraron la Reina Letizia y la Reina Sofía durante la estancia de la familia real en Palma de Mallorca. No en una ni dos, sino en tres ocasiones pudimos evidenciar, al menos frente a cámaras, que los peores años familiares han pasado. Así quedó expuesto en la primera salida familiar que incluyó a la Princesa Irene de Grecia, la recepción de las autoridades Baleares en Marivent y este pasado domingo en la salida de chicas que protagonizaron las consortes junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía.

La recepción de las autoridades baleares evidenció la recién renovada complicidad de la Reina Letizia y la Reina Sofía. Fuente: (Instagram)

Una delicia para los medios in situ, un verdadero alivio para los promonárquicos y un motivo de sospecha desde la mirada aguda y veterana de la periodista Pilar Eyre, quien se ha dado a la tarea de cortar con tanta dulzura desde su blog "No es por Maldad", de la revista 'Lecturas', y la verdad es que lo dicho por la catalana no tiene desperdicio.

Lo que más ha sorprendido de esta larga exposición fotográfica de la familia real en Mallorca ha sido sin duda la interactuación de Letizia y Sofía. ¡Dos mujeres que se detestan fingiendo por el bien de la institución que son como madre e hija! Una de las mejores cualidades de nuestra Reina es que no sabe mentir, finge muy mal. Fue llamativa la sobreactuación de Letizia fingiendo complicidad con su suegra en Marivent.

A pesar del buen ánimo de la Reina Letizia, la Emérita en ocasiones lucía fuera de contexto. Fuente: (Instagram)

Dos claves para poder entender la puesta en escena es que, de plano, Pilar Eyre no muerde el anzuelo con facilidad y a su juicio solo falta ver en la Reina Letizia su "sonrisa crispada" y la tensión corporal que mantuvo durante todo el paseo, cómo debió llevar adelante su papel sin siquiera sentirlo, a pesar de que cada año desde aquel annus horribilis del 2018, la misión en Palma para la esposa del Rey Felipe y sus hijas es demostrar la mayor cercanía posible con la Emérita, aunque en el resto del año ni la registren.

Por su parte, en el rol unificador de la Reina Sofía, ya lo dijo hace un año atrás la mediática, hará lo que haga falta para salvar el buen nombre de la corona y nuevamente demuestra estar a la altura del papel con una capacidad sobrehumana para disimular sus verdaderos sentimientos, aunque en más de una oportunidad su mirada se proyectaba aislada y un tanto taciturna, especialmente en el paseo por el mercadillo de los artesanos en la que debió ir del brazo con la Reina Letizia por un rato. Algunas sonrisas por aquí y por allá, pero nada natural a consideración de Pilar Eyre.

Otras Noticias