NUESTRO APERITIVO FAVORITO

Te proponemos una receta fácil y deliciosa para un tentempié perfecto: tapenade de aceitunas negras

La potencia de esta delicia hará que tus comensales crean que tienes habilidades culinarias en nivel experto.
domingo, 18 de julio de 2021 · 18:25

Estamos en verano y eso significa que siempre tenemos ganas de probar bocadillos pequeños, esos que no requieren demasiado tiempo de elaboración pero que nos dan puro placer. El guacamole o la pasta de berenjenas son clásicos en ese sentido, pero esta vez prepararemos una tapenade de aceitunas negras, un manjar de origen francés que querrás repetir más a menudo luego de probarlo por primera vez.

Tapenade de aceitunas negras.

Ingredientes para 4 personas:

4 hojas de albahaca

½ diente de ajo

10alcaparras

1 anchoa

150g de aceitunas negras

80ml de aceite de oliva

Tapenade de aceitunas negras.

Procedimiento:

Comenzaremos la tapenade de aceitunas negras pelando el diente de ajo y quitándole el brote del centro. Luego lavaremos las hojas de albahaca, las picaremos finamente con un cuchillo y les quitaremos el hueso a las olivas. Cuando tengamos listo todo esto, tomaremos un mortero o un robot de cocina y nos dispondremos a triturar. En esta instancia sería apropiado que le pidas ayuda a algún comensal para que rebane una buena cantidad de pan.

Colocaremos el ajo, la albahaca y las aceitunas en el artefacto elegido y comenzaremos a machacar o a procesar. Finalmente agregaremos el resto de los ingredientes y la tapenade de aceitunas negras ya estará lista. Les recomendamos que, si pueden elegir, opten por el robot, pues así terminarán mucho más rápido y podrán correr a seguir disfrutando del aire libre. No obstante, es muy importante que no procesen de más, pues no estamos buscando una salsa, sino que queremos que la preparación quede con cierta textura, tal como puede apreciarse en las fotografías adjuntas.

Tapenade de aceitunas negras.

La tapenade de aceitunas negras (también conocida como paté de aceitunas) puede realizarse con olivas verdes, pero, en cualquier caso, lo ideal es refrigerarla al menos unas dos horas antes de llevarla a la mesa y siempre hacerlo acompañada de pan. Les aseguramos que al prepararla quedarán muy bien con sus invitados y con sus propias expectativas. Este menú es ideal como antesala para unas deliciosas gambas al ajillo, pues completarían un auténtico banquete mediterráneo. ¡Buen provecho!

Otras Noticias